(+52 33) 36134066
Súmate, comparte e infórmate        CONTÁCTANOS
//vocesresilientes.org.mx/wp-content/uploads/2021/06/Gilberto-e1629230543654.png

Hay que echarle ganas a la vida

“Uno mismo se hace daño con los pensamientos, pero hay que ser fuerte para estar bien. La tortura no es algo que esperas, pero hay que salir adelante, apoyar a otros y compartir".

 Alberto tiene ascendencia índigena Otomí.  Desde los 7 años ha ocupado diversos oficios para apoyar a su familia. Ha sido carpintero, jardinero, albañil, pintor de casas entre otras ocupaciones. Disfruta de aprender cosas nuevas y ayudar a las personas, especialmente si son mayores que él. Alberto es sobreviviente de tortura.

Fue detenido en febrero de 2012 por elementos de la Fiscalía del Estado de Jalisco, quienes después de trasladarlo a las instalaciones de dicha corporación lo golpearon, ahorcaron, patearon, insultaron y amenazaron con hacerle daño a su familia para que se declarara culpable de unos robos. Debido a que él se negó a hacerlo, lo llevaron a una casa de arraigo donde durante 21 días lo siguieron torturando hasta que aceptó hacer lo que los policías querían porque ya no aguantaba el dolor que estaba sufriendo.

 

Desde entonces, Alberto permanece privado de la libertad esperando que se reconozca su inocencia y que pueda reunirse nuevamente con su familia. 

Para Alberto escribir sobre lo que siente le ayuda a sentirse mejor. En este relato explica su experiencia porque no quiere que más personas sean torturadas como él. 

¡SÚMATE! COMPARTE E INFÓRMATE

(*) Tu información personal será utilizada solo para fines informativos de acuerdo a lo estipulado en nuestro aviso de privacidad